IconAds

26.4.13

Preguntas difíciles en las entrevistas

Hace unos días tuvo lugar la última sesión de las jornadas #LanerakoPrest organizadas por la Universidad de Deusto baja el título: "Respuestas a preguntas incómodas". Para finalizar contábamos con un ponente exquisito, nada menos que, Roberto Revuelta actualmente director del COIE, licenciado en ADE y un máster en RRHH.

Claustro UD - Aitor Ortiz
© Aitor Ortiz / Courtesy ACXT
En un marco incomparable Roberto dio inicio a sus explicaciones, la verdad de una forma muy amena y quiso dejar claro que para que la jornada tuviera éxito necesitaba nuestra participación o cierto feedback por parte de los asistentes.




¿Cómo responder a preguntas incómodas en una entrevista? Supongamos que el entrevistador nos pregunta cuales son nuestros defectos. Dicho y hecho, todos los asistentes a pensar en nuestros defectos particulares; pero ninguno los dijo hasta que Roberto decidió preguntar a algún asistente. ¿Tal vez tímidos? ¿Poco participativos? Podrían ser algunos de los defectos que se podrían decir. Queda claro que ninguna persona es perfecta, por lo tanto podemos decir que todos tenemos defectos; el error no es tener defectos sino tenerlos y no hacer nada para evitarlos o mejorarlos.

Una entrevista de trabajo nunca es igual a alguna anterior que hemos realizado, el entrevistador dependiendo de las competencias que este buscando la desarrollará de alguna manera u otra, por ejemplo, es posible que quiera realizarla de manera tensa - aunque realmente no se utiliza demasiado puesto que no favorece demasiado para al entrevistador para obtener información sobre el entrevistado, pero según para que cargos se suele realizar - o de manera no tensa.

Otro punto que los entrevistadores tienen muy en cuenta es el lenguaje verbal y no verbal, una persona tiene que ser consecuente con las cosas que esta diciendo en la entrevista y la imagen que esta dando. No podemos decir que nos morimos de ganas por trabajar y mantener una postura que no muestre ganas de trabajar.

La competencia del auto conocimiento es muy importante, tenemos que saber cuales son nuestros defectos y cómo realizar una reformulación positiva; por ejemplo, supongamos que nuestro nivel en cierto idioma no es muy alto, pues se dice; pero también hay que decir que estamos acudiendo a clases y estamos poniendo medios para poder mejorar. ¿Que somos despistados? Se dice, pero también comentar que somos muy metódicos y pones medios para no olvidar las cosas. ¿Que somos tímidos? Se dice, pero también citar que practicamos la escucha activa y no tener miedo a preguntar las dudas que os puedan surgir. ¿No tenemos un CV brillante y/o hemos pasado algunos años más en la Universidad? Explicar ćomo se ha aprovechado ese tiempo, asociaciones, actividades, proyectos en los que se ha participado.

Al final se trata de no tener miedo, no mentir y tener claro que una entrevista se trata de una negociación entre el entrevistador y el entrevistado. Un metáfora que me gustó fue cuando Roberto comentó que las ofertas de empleo en la actualidad son cómo las cartas a los reyes magos; puede que pidan muchas cosas y al final no consigan todas esas competencias. Por eso, si encuentras alguna oferta interesante animarse, puede que cumplamos las expectativas del entrevistador y podamos llegar a un acuerdo en la negociación.

Por otro lado, Angela Mendez escribe también en Expansión sobre cómo preparar las preguntas difíciles de la entrevista que recomiendo su lectura, aunque no estoy 100% de acuerdo en todos los puntos que comenta.