IconAds

6.3.13

Nerua, un lujo en Abandoibarra

Era una fecha especial y sin perder las buenas costumbres que me han enseñado decidí celebrarlo en una buena mesa. Esta vez la elección era el Nerua de Bilbao; un restaurante que se encuentra en el nuevo marco incomparable de Abandoibarra, justamente en el museo Guggenheim y muy cerca de la Torre de Iberdrola. Una ocasión perfecta para poder abrir el apetito visitando el nuevo marco bilbaíno; seguro que muchas casas de la zona han multiplicado su valor gracias a dicho cambio urbanístico; Bilbao esta ganando mucho en muy poco tiempo.

Quería ver si sinceramente era verdad todo eso que había escuchado acerca de Josean Alíja, joven chef del Nerua, sabía que se trataba de un sitio de diseño acorde al emplazamiento, raro sería que no fuera así estando en el Guggenheim símbolo de modernidad e innovación. Vamos, iba ser un menú de platos innovadores y nuevas cocinas; el que vaya pensando en tomarse grandes raciones de alubias y/o algo por el estilo se esta equivocando de sitio.

Nada más entrar, para la sorpresa de los comensales nos encontramos con la cocina del restaurante; si dónde se cocina toda lo que tenemos pensado comer. Una cocina amplia, ordenada y según que zonas distribuidas por temperaturas. Al fondo de ella, se encuentran los laboratorios y/o zonas de i+d, que por lógica no son accesibles. Mientras observamos la cocina, nos explican un poco la filosofía del Nerua y nos reciben con diversos aperitivos; esta vez, fue un caldo de garbanzo y unos fritos de queso parmesano rebozados en polenta.

Vistas desde el Nerua.

Después en el comedor, muy amplio dónde todas las mesas son redondas - cosa que me gusta mucho y creo que es muy positiva - y cuentan con unas sillas de madera - muy cómodas - diseñadas por el mismísimo Frank Ghery, arquitecto del museo, nos emplazaron con las maravillosas vistas hacía la Ría y la Araña. Me atrevería a decir, que gracias al gran ventanal que posee desde casi todas las mesas se puede apreciar dicha vista, un lujo en días de buen tiempo.

Hora de enfrentarse a la carta, no es muy amplía pero si bien seleccionada con platos de temporada. Existen 2 opciones, elegir platos a la carta o decantarse por los menús degustación, uno formado por 6 platos y otro formado por 9. Mi consejo es, que si se trata de la primera vez que se va a un restaurante de este tipo nos decantemos por uno de los menús degustación; así lo hicimos.

Foie con manzana.


Lágrimas de pomelo, helado y ...

Un clásico en los menús degustación es el foie, pero no por eso aburrido o malo, es más en este caso estaba muy bueno. Un postre que nos impacto bastante es el de las lágrimas de pomelo, puesto que nunca había visto nada parecido; tal vez por estas cosas digan que se trata de una cocina de diseño y tengan laboratorios i+d.

El trato recibido en todo momento fue muy cercano y dispuestos a resolver cualquier duda y/o curiosidad que pudiera tener cualquier comensal.

Por lo tanto, puedo decir, que si algún día tenéis algún compromiso en Bilbao el Nerua puede ser un lugar adecuado a dónde acudir. Creo que no hace falta mencionar su estrella Michelín.  




sitio web | Nerua