IconAds

16.3.13

Itxas Buru, temporada de sidrería 2013

Viene siendo habitual desde hace varios años juntarnos en la temporada de sidrería - enero a mayo - con la cuadrilla y amigos en Hernani para disfrutar de unas buenas chuletas y la sidra de temporada.

Previa reserva telefónica a principios de febrero, decidimos juntarnos a primeros de marzo; esta  vez, 21 personas - creo que cada año nos juntamos más - al ser un número tal elevado y ser sábado es recomendable hacer la reserva con tiempo. Llamada y reserva realizada, ningún problema, por su seguridad el encargado de la sidrería Itxas Buru comentó que nos llamaría días antes para confirmar/verificar el número de  comensales.

Pegatina sidreria 2013
Pegatina que realizamos para el evento.


Sorpresas de última hora, éramos 2 comensales menos; llegar a Hernani hacía el mediodía y disfrutar de unos pintxos mientras nos juntábamos todos. Pegatinas repartidas y los chicos vestidos con una camisa a cuadros, la idea gustó y con un tiempo a pedir de boca empezamos calentando motores.

Elegimos la sidrería Itxas Buru por su cercanía con el centro de Hernani, si bien no es la más cercana se puede ir tranquilamente andando, en cosa de 10 minutos; también existe la posibilidad de coger un autobús que pasa por todas las sidrerías, Itxas Buru es la primera parada, optamos por ir andando.

Una vez dentro, decirles quiénes éramos y comentarles el imprevisto que al final éramos 2 personas menos; ningún problema por su parte y que estuviéramos tranquilos. Mesas largas de madera, posibilidad de sentarse y/o guardarlos debajo de la mesa y disfrutar de la comida de pie. Las kupelas se encuentran en una habitación aparte de las mesas pero de muy fácil acceso, existen 8 de madera - cada una tiene un tipo de sidra - y 2 de aluminio. Las abre el encargado, en todo momento se encuentra entre las kupelas y no tiene ningún problema en dar explicaciones sobre los distintos tipos de sidra.

Para empezar tuvimos unos pintxos, uno por cada comensal, después pasamos al menú tradicional de tortilla y bacalao con pimientos - notamos la ausencia de los chorizos que suele ser habitual en otras sidrerías - seguido de buenas chuletas. Posibilidad de poder decirle si lo queríamos poco hecha, medium o muy hecha.

Chuleta Itxas Buru
Acabando la chuleta.

Terminamos las chuletas y vinieron los postres, respetando el menú sidrería queso de calidad y membrillo, tal vez un poco escaso y también notamos la falta de tejas y cigarrillos de Tolosa que suele ser habitual en otras sidrerías.

Para finalizar, posibilidad de chupitos, copas y cafés; detalle que antes no solía ser costumbre en sidrerías pero tal vez viendo el auge que tienen últimamente han decidido incorporarlo.

La valoración final es positiva, puesto que repetimos chuletas, tomamos chupitos, copas y cafés y nos costó unos 30€ por persona; pero hay pequeños detalles a mejorar cómo se han comentado.

sitio web | Itxas buru